¿Cómo debe afrontar su empresa la innovación disruptiva?

Mucho se ha dicho hoy en día sobre el término “disrupción”. Esta palabra tan común ya está impregnada en cada emprendedor al momento de empezar su negocio. Incluso muchos dicen a modo de broma que la disrupción es el mejor amigo del emprendedor. Esta palabra es casi como el éxtasis de cada emprendedor y el objetivo final de su negocio.

¿Pero en realidad qué es la innovación disruptiva?. La referencia más común es la que nos enseña Clayton Christensen quien la define como:

“Un proceso por el cual un producto o servicio echa raíces inicialmente en aplicaciones simples en la parte inferior de un mercado y luego avanza incansablemente hacia el mercado, desplazando a los competidores establecidos”

Casos prácticos de innovación disruptiva muy comunes son Uber, Airbnb, transportes autónomos, entre muchos otros. Estos nuevos modelos de negocios han roto todos los paradigmas en el sector en el que se han desenvuelto, provocando que muchas empresas (empresarios) tengan que tomar en consideración estos 5 puntos:

  1. ¿Mi industria será afectada por este modelo disruptivo? La respuesta es fácil, tarde o temprano atacará a cualquier industria incluso las que crean que son inalcanzables. De acuerdo con los expertos, las empresas deben emprender de forma inmediata el análisis profundo de su modelo de negocio, emprender una doble transformación digital y emprender una transformación dual (fortaleciendo y extendiendo el negocio actual mientras se crea el negocio del mañana).
  2. ¿Me tengo que preocupar? Los nuevos emprendedores tienen la gran ventaja de que pueden escalar su negocio de forma más acelerada que cualquier empresa que ya esté consolidada. Estos emprendedores (startups) por ser empresas más pequeñas se apalancan de forma más rápida y ágil con todas las tecnologías emergentes para poder resolver necesidades insatisfechas por su empresa y que van dirigidas a sus clientes, entregando productos y servicios de mejor valor que el suyo.
  3. Antes de empezar, deseo analizar todos los datos. Los datos solo existen sobre el pasado, por lo que cuando hay suficiente información para tomar una decisión ya es muy tarde. Si se actúa a destiempo, su empresa no contará con los recursos necesarios para responder a la competencia.
  4. ¿Y si mejor no hago nada? Si usted cree que su industria es intocable, le recomiendo que lo piense mejor. Los seres humanos tendemos a subestimar la velocidad de las revoluciones y hacemos estimaciones en el contexto de un mundo que cambia linealmente, en lugar de exponencialmente. Sino que se lo digan los taxistas y los hoteles de cadenas. Lo que a usted le pudo tomar muchos años en crear, hoy en día cualquier startup con la tecnología y el networking le puede tomar pocos años o incluso meses en lograrlo. Los ciclos de vida de crecimiento de las empresas ya hoy en día son a menor escala.
  5. Ok, creo que mejor empiezo, ¿cómo hago? Cuando una empresa se siente consolidada es cuando más debería iniciar el proceso de transformación, porque es también cuando tiene los recursos para lograrlo. Algunas sugerencias que los expertos aconsejan a este tipo de empresarios ya establecidos en el mercado son:
  • Apalancarse en expertos externos que le ayuden a cuantificar el impacto que tendrá la disrupción en su industria, y a descubrir indicadores de cambio.
  • Crear equipos especiales, apartarlos del resto de la empresa y darles carta blanca para desafiar los paradigmas e identificar pequeños cambios en el mercado que podrían amenazar a la compañía en el futuro.
  • En cada giro estratégico o decisión importante que se haga en su negocio, es importante identificar las incertidumbres o sesgos que podrían estar en juego. Hágase y deje que le hagan preguntas incómodas. Busque información que contradiga lo que crean. Y luego, involucre a terceros que critiquen constructivamente y desafíen sus puntos de vista y estrategias.
  • Contemple distintos escenarios para su empresa y asuma una actitud de apertura a fracasar, de manera que pueda pensar a través de una gama más amplia de posibilidades las mejores soluciones para contrarrestar el fracaso.

En conclusión, el primer paso para enfrentar la disrupción y no morir en el intento es retar nuestros supuestos sobre temas tan fundamentales como en qué negocios estamos, quiénes son nuestros clientes y quiénes son nuestros competidores.

Like this article?

Share on facebook
Share on Facebook
Share on twitter
Share on Twitter
Share on linkedin
Share on LinkedIn
Share on pinterest
Share on Pinterest

Leave a comment